Educación Cívica 9no grado - Orientaciones para las clases

Los jóvenes en los países capitalistas. Principales problemas que enfrentan

Objetivo

-Explicar las causas y consecuencias de los problemas que enfrentan los jóvenes en los países capitalistas.

Resumen de contenidos

En los países capitalistas, fundamentalmente en los pobres, es muy frecuente que muchos adolescentes se vean obligados a abandonar la escuela, presionados por la necesidad de trabajar, pese a su edad y a los riesgos de la vida laboral. Estas condiciones de vida afectan a muchos niños del mundo. Es incalculable el número de niños y niñas de corta edad cuyas vidas están en peligro por haber sido objeto de venta y trata, por la servidumbre de la deuda, por el trabajo forzado o por la prostitución entre otras causas. Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo, en los países subdesarrollados trabajan unos 250 millones de niños entre 5 y 14 años en condiciones muy peligrosas. Una educación básica de buena calidad es un derecho humano; no obstante, en los países en desarrollo hay más de 130 millones de niños y adolescentes en edad escolar que no asisten a la escuela. De ellos, casi dos tercios son niñas, muchas de ellas agobiadas por quehaceres domésticos y tareas del hogar, muchas otras, limitadas porque las familias, tradicionalmente, consideran que la escuela es demasiado cara cuando se trata de enviar a sus hijas, y otras porque viven tan lejos de la escuela que el traslado entraña riesgos para su salud y su bienestar. En la mayoría de los países capitalistas muchos adolescentes deben trabajar para mantener a su familia y cumplir funciones de jefe de familia, por lo que tienen que valerse por sí mismos, en ausencia de una voluntad política por parte de sus gobiernos y sin la base del apoyo de la familia y de la comunidad con que contaba cuando eran más pequeños. Los adolescentes necesitan y merecen la oportunidad de realizar estudios y participar en actividades junto con otros jóvenes de su edad. Necesitan y merecen contar con lugares seguros, como escuelas, institutos de formación profesional, desarrollar las aptitudes necesarias para abordar las de la vida. Y necesitan y merecen, además, ser apoyados por adultos que se preocupen por ellos, así como contar con instituciones y centros culturales y deportivos donde puedan realizarse socialmente. Actualmente se estima que en todo el mundo existen millones de niños que viven con el perenne y siniestro zumbido de la violencia latente, que puede estallar en cualquier momento, o están desplazados dentro de sus países o se han transformado en refugiados a causa de conflictos que desencadenan una enorme violencia. Según datos citados en la Organización Mundial de la Infancia, UNICEF, el 90 % de las víctimas de guerra son civiles, principalmente niños y niñas. Más de 2 millones han sido asesinados y más de 6 millones han sufrido lesiones o han quedado discapacitados en conflictos armados. Decenas de miles han sido afectados por las minas terrestres. Centenares de niños y niñas han sido obligados a participar en conflictos armados como soldados, esclavos sexuales o cargadores, todo lo cual representa violación de sus derechos humanos. Muchos millones han quedado heridos psicológicamente por la violencia que soportaron o de la que fueron testigos directos e inmediatos, y muchos otros han perdido la vida por carecer de alimentos o de servicios de salud. Estos datos ilustran el estado de indigencia, discriminación y explotación que empuja a los niños más pobres del planeta hacia mundos sombríos y llenos de peligros. Y son precisamente los más pobres los primeros en sufrir los efectos de la violencia. Pero la violencia también se manifiesta en el contexto familiar, aun cuando esté apartada de la vista del público y no se recoja en las estadísticas, y es probablemente la más persistente, ya que no omite ninguna sociedad o cultura y se filtra de una generación a la siguiente, transformando a los niños que se criaron en un ambiente de violencia en adultos violentos. En algunos países industrializados, las armas livianas y de pequeño calibre, usadas por niños, han encontrado el camino desde las fábricas hasta las aulas, con resultados trágicos.

Actividades de continuidad

Localiza en la prensa oral y escrita datos que te sirvan para ejemplificar los principales problemas que enfrentan hoy los jóvenes de los países capitalistas. ¿Tienen los jóvenes en Cuba esos problemas? Comenta con tus compañeros y arriba a conclusiones.

Actividad adicional

Después de observar las imágenes ofrecidas en la emisión televisiva elabora 3 preguntas para el debate con tus compañeros.

Contenidos esenciales a fijar por el alumno

La educación es la clave para poner fin a la pobreza y por consiguiente a muchos de los problemas que enfrentan los jóvenes en los países capitalistas, fundamentalmente en los pobres, sin embargo, más de 100 millones de niños, niñas y adolescentes no van a la escuela debido a la pobreza, la discriminación, la falta de recursos o a la falta de voluntad política de sus gobiernos para dar solución a esos y otros problemas.

Observaciones al profesor

En la emisión televisiva se ejemplifican con datos e imágenes los principales problemas que afrontan los jóvenes en los países capitalistas, fundamentalmente los países pobres, con frecuencia se ven obligados a abandonar la escuela, presionados por la necesidad de trabajar, pese a su edad y a los riesgos de la vida laboral. Además están en peligro de ser utilizados en la prostitución, el trabajo forzado entre otras acciones negativas que padecen. Todos estos datos deben ser aprovechados para compararlos con la situación en que viven los jóvenes en nuestra sociedad en la que prevalece la equidad y la justicia social.

Regresar a Ayuda para su desempeño

 

Comentarios


Deja un comentario