Educación Cívica 9no. grado - Orientaciones para las clases
El Sistema Político Cubano
Objetivo
Caracterizar el sistema político cubano como principal conquista de la revolución que debemos salvar
Resumen de contenidos
En el proceso de transformaciones que se desarrolla en la sociedad contemporánea desempeña un importante papel el problema de la formación de ciudadanos capaces de vivir y actuar en las complejas condiciones que impone el desarrollo mundial. en este contexto es esencial formar las nuevas generaciones con la alta responsabilidad de continuar la obra que se inició en 1959 a favor del pueblo. Desde los primeros meses del triunfo de la revolución en enero de 1959, se establecieron en Cuba las condiciones necesarias para organizar un sistema democrático que permitiera materializar la concepción de un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, que contara con formas prácticas e institucionales para ejercer el gobierno y desde el, conquistar toda la justicia, el sistema político cubano, al igual que el de cualquier otro estado es el que crea su constitución con el propósito fundamental de ejercer el poder y defender los intereses de la clase dominante. En el sistema político cubano solo existe un poder, el poder del pueblo, quien lo ejerce directamente o por medio de las asambleas del poder popular y demás órganos del estado que de ella se derivan. Al definir el sistema político cubano lo primero a tener en cuenta es que éste es un sistema político autóctono, genuino, propio, no es copia de ningún otro, es el soporte fundamental de nuestra construcción socialista, es ante todo poder político e ideológico, la garantía de nuestro proyecto revolucionario y expresa el conjunto de medios y vías a través de los cuales se ejerce el poder político. El sistema político cubano se diferencia radicalmente de los sistemas políticos que hoy existen en la generalidad de los países del mundo, esto obedece a la existencia de un mundo unipolar y hegemónico que impone un sistema neoliberal con un pensamiento único, una visión única de democracia y también un único sistema económico y social.

Las características principales de nuestro sistema político son:

1. Cumple el mandato de José Martí de injertar en nuestra república el mundo pero el tronco sigue siendo el de nuestra republica.

2. Genuinamente autóctono, por tanto, no copia ni repite los esquemas tradicionales de los sistemas democráticos representativos o de cualquier otro tipo.

3. Garantiza y promueve la incorporación del pueblo a la conducción real de la sociedad.

4. Incorpora las formas de democracia directa al carácter inevitablemente representativo que debe tener la institucionalidad en una democracia moderna.

5. Está concebido sin la participación de partidos políticos electorales.

6. Se fundamenta en cinco pilares básicos:

- El pueblo propone y nomina libre y democráticamente a sus candidatos.

- Los elige mediante voto directo, secreto y mayoritario de los electores.

- Los revoca en cualquier momento del mandato.

- Los controla sistemáticamente.

- El pueblo participa con ellos en la toma de decisiones más importantes, más estratégicas para cada ciudadano, para la familia o para el Estado mismo.

7. Ningún representante, Diputado o Delegado, recibe remuneración alguna por el desempeño de la labor para la que fue elegido. Como norma no son políticos profesionales, quienes deben dedicarse a tiempo completo a esas actividades para dirigir los trabajos de las Asambleas o del Consejo Popular, reciben el mismo salario que tenían en el lugar de trabajo de donde proceden.

8. El Sistema del Poder Popular y el Sistema Electoral no agotan el contenido democrático de la Sociedad Cubana. Si quisiéramos resumir en pocas palabras el objetivo supremo de nuestro sistema político diríamos como José Martí “Conquistar toda la justicia”, y para ello desarrollar la capacidad de autoperfeccionamiento de nuestra democracia en aras de posibilitar sistemáticamente la intervención de las masas para rectificar errores, concebir nuevos caminos y elevar espiritualmente al hombre, contribuir a una superior calidad de vida incrementando el nivel cultural y educacional del pueblo hasta planos jamás alcanzados por pueblo alguno, para de esa manera lograr la verdadera libertad.

El Sistema Político cubano garantiza que:

  1. El pueblo sea el protagonista principal del sistema y cada ciudadano la razón principal de su existencia.
  2. El pueblo ejerza el verdadero poder
  3. El conjunto de la sociedad se incorpore de manera auténtica a la toma de decisiones.
  4. Todos los ciudadanos, con capacidad legal para ello, puedan ejercer el derecho a intervenir en la dirección del Estado.
  5. La democracia socialista cubana sea real y verdadera y se perfeccione constantemente con la participación activa del pueblo.
  6. Se cumpla el principio martiano de que “Solo echan raíces en las naciones las formas de gobierno que nacen de ellas”.

En el sistema político cubano nunca se agota el ejercicio democrático del país, sino que se enriquece constante y sistemáticamente. No podemos pensar que nuestro sistema ha llegado a la perfección, al contrario, es y seguirá siendo perfectible. Esta ha sido y es la práctica de la Revolución, renovarse y perfeccionarse constantemente.

Actividades de continuidad

Después de consultar el artículo 9 de la Constitución, responde:

  1. ¿Qué relación existe entre el objetivo supremo de nuestro sistema político (alcanzar toda la justicia) y lo establecido en la Constitución?
  2. ¿Por qué de nuestro sistema político dependen todas las demás conquistas?
  3. ¿Qué relación existe entre las garantías de nuestro Sistema Político y la realidad cubana? Argumenta.
  4. Nuestro principal deber es defender el sistema político cubano. Demuéstralo.

Actividades adicionales

Nuestro Comandante en el V Congreso del Partido en Octubre de 1997 sobre el sistema político cubano señaló:

(…) La esencia del Sistema Político Cubano pone énfasis en la incorporación auténtica del conjunto de la sociedad a la toma de decisiones. El debate de los asuntos de interés publico, desde los de trascendencia nacional hasta los locales, contribuyen a la unidad y es un punto de partida para la adopción y aplicación de medidas prácticas.”

¿Con qué ejemplos probarías el planteamiento anterior?

Contenidos esenciales a fijar por el alumno

Nuestro sistema político es fruto de la historia de lucha de nuestro pueblo, de la herencia recibida de lo más preclaro del pensamiento político – social de nuestros próceres, en particular del legado de José Martí. Se corresponde con la idiosincrasia del pueblo, con su cultura, educación y tradiciones. Es genuinamente autóctono, por tanto, no copia ni repite los esquemas tradicionales de los sistemas democráticos representativos o de cualquier otro tipo. Si resumimos en pocas palabras el objetivo supremo de nuestro sistema político, diríamos como José Martí “Conquistar toda la justicia”, y para ello desarrollar la capacidad de autoperfeccionamiento de nuestra democracia en aras de posibilitar sistemáticamente la intervención de las masas para rectificar errores, concebir nuevos caminos y elevar espiritualmente al hombre, contribuir a una superior calidad de vida incrementando el nivel cultural y educacional del pueblo hasta planos jamás alcanzados por pueblo alguno, para de esa manera lograr la verdadera libertad.

Observaciones al profesor

Debe guiar la atención a la observación y debate de las imágenes que se ofrecen en esta teleclase y a las opiniones ofrecidas en ellas por los especialistas entrevistados, de manera que se desarrolle con acierto el trabajo ideo político a que nos esta convocando el estudio de este importante tema de nuestra actualidad, para contribuir a la formación ciudadana de los estudiantes.

Regresar a Ayuda para su desempeño

Comentarios


Deja un comentario