Educación Cívica 9no grado - Orientaciones para las clases

Conclusiones

Objetivos

-Demostrar que la sociedad cubana se organiza con todos y para el bien de todos como la soñó Martí.

-Fundamentar que el Sistema Político Cubano que consagra su poder al pueblo es la principal conquista que debemos salvar porque de el dependen todas las demás.

-Explicar la necesidad de una actuación personal responsable de los adolescentes, como elemento indispensable frente al futuro de la patria y los problemas del mundo de hoy.

Resumen de contenidos

En este curso de Educación Cívica hemos analizado juntos la organización de nuestro país, sus leyes, tradiciones, valores, conquistas y las amplias posibilidades que te brinda para tu realización personal como ciudadano.

-¿Por qué uno de nuestros principales deberes es defender el sistema político cubano, que consagra su poder al pueblo trabajador y del cual dependen todas las demás conquistas?

-¿Cómo la participación ciudadana es el soporte de la democracia socialista en Cuba?

-¿Cuál es la responsabilidad que tienen los adolescentes cubanos con el futuro de la patria?

Fueron estas algunas de las interrogantes que abordamos cuyo estudio, , complementa la preparación para la vida de los estudiantes en nuestra sociedad como un ciudadano capaz de convivir, actuar y participar en su desarrollo con un conocimiento y una actitud que se corresponde con los desafíos de la actualidad.

Uno de los primeros temas abordados fue el Sistema Político Cubano, sus características y las garantías que ofrece al pueblo y como es el resultado de las luchas de nuestro pueblo, de ahí que sea un sistema que se corresponda con la idiosincrasia, la cultura y la educación del pueblo cubano, además con nuestros problemas y necesidades. El Sistema Político Cubano es autóctono, genuino, propio, no es copia de ningún otro. Es el soporte fundamental de nuestra construcción socialista. Es ante todo poder político e ideológico, la garantía de nuestro proyecto revolucionario y expresa el conjunto de medios y vías a través de los cuales se ejerce el poder político. Garantiza que el pueblo sea el protagonista principal del sistema y cada ciudadano la razón principal de su existencia ejerciendo el verdadero poder para que de esta forma se incorpore de manera auténtica a la toma de decisiones y por consiguiente pueda intervenir en la dirección del Estado. Nuestro Sistema Político cuenta con estructuras, funciones, formas y principios de trabajo genuinamente cubanos, cumpliendo el mandato de José Martí: “El espíritu del Gobierno ha de ser el del país, y la forma de Gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país”. Si quisiéramos resumir en pocas palabras el objetivo supremo de nuestro sistema político diríamos como el Apóstol “Conquistar toda la justicia”, y para ello desarrollar la capacidad de auto perfeccionamiento de nuestra democracia en aras de posibilitar sistemáticamente la intervención de las masas para rectificar errores, concebir nuevos caminos y elevar espiritualmente al hombre, contribuyendo a una calidad de vida superior e incrementando el nivel cultural y educacional del pueblo hasta planos jamás alcanzados por pueblo alguno, para de esa manera lograr la verdadera libertad. La estructura y el funcionamiento de los componentes de nuestro sistema es donde precisamente descansa el modelo democrático de nuestro país y los propios fundamentos del Estado cubano. Los órganos de poder constituyen las instancias representativas del Estado socialista que es la República de Cuba. Luego de las modificaciones adoptadas en 1992, se hallan estructurados en los órganos superiores del poder popular donde se incluyen la Asamblea Nacional del Poder Popular y los órganos locales del poder popular encargados de ejercer gobierno dentro del marco que les compete en sus respectivas instancias. Esta estructura permite gobernar el país con un método democrático, pues en cada instancia existe la participación desde la base. Otro de los componentes de nuestro sistema es el Partido Comunista de Cuba que representa y garantiza la unidad del pueblo para la defensa de la libertad, la independencia y la soberanía de la Nación y para defender las conquistas de la Revolución. Además guía al pueblo en los esfuerzos por construir una sociedad democrática y de justicia plena, basada en profundos valores éticos, morales y humanos de igualdad y solidaridad. Muy vinculado al Partido se encuentra la Unión de Jóvenes Comunista, que es la encargada de incorporar a los jóvenes a las tareas de la Revolución como herederos de la presente generación revolucionaria. También forman parte del sistema político de la sociedad cubana, las instituciones de la sociedad civil, instituciones que nacieron en el fragor de la lucha revolucionaria, que se crearon para agrupar a los diferentes sectores poblacionales, representarlos e incorporarlos en la construcción de la sociedad socialista. Sin dudas la participación de las masas en los asuntos y decisiones del Estado es una característica fundamental de nuestro sistema. Esa participación ciudadana constituye un componente esencial que evidencia la democracia socialista en Cuba. Quizás uno de los ejemplos más concretos es nuestro proceso electoral sobre el cual estuvimos conversando. Los invito entonces a recordar algunos aspectos importantes del proceso electoral cubano. La sociedad cubana es participativa en esencia, teniendo en cuenta que el proceso de la Revolución y la construcción de la nueva sociedad han contado con la incorporación autentica de todo el pueblo, fundamentalmente de los jóvenes. Los jóvenes deben desarrollar una actuación personal responsable que se expresa, ante todo, en el carácter selectivo y preciso de la actuación en el sentido del deber, la obligación y el compromiso ante el cumplimiento de las principales actividades en la familia, la escuela y la comunidad, así como el cumplimiento de las normas de comportamiento ciudadano. Con responsabilidad podemos convivir en sociedad de una manera pacífica y equitativa. Es tratar de que todos nuestros actos sean realizados con una noción de justicia y de cumplimiento del deber en todos los sentidos. Sobre todo en un mundo donde el desarrollo desigual de las regiones del planeta se amplía y profundiza de forma dramática, donde los pueblos subdesarrollados ven empeorar su situación al elevarse el atraso en que viven y su dependencia de poderosos centros capitalistas desarrollados. Un mundo donde el medio ambiente manifiesta, cada vez más, un mayor deterioro debido al uso indiscriminado de los recursos naturales y a la insuficiente atención que se da a la solución de los efectos negativos que esto produce sobre los seres vivos, incluidas las poblaciones humanas. Un mundo donde los jóvenes en los países capitalistas se enfrentan a problemas, como el racismo en todas sus manifestaciones, la prostitución, la drogadicción, la violencia o la explotación infantil muchas veces por la falta de voluntad política de los gobiernos. Las nuevas generaciones de cubanos deben utilizar a plenitud todas las posibilidades que les brinda esta sociedad, y que desgraciadamente no ocurre así en todo el mundo, para participar en todos los espacios y llenar sus potencialidades espirituales y materiales, que a nuestro juicio es la mejor manera de prevenir estos flagelos que afectan a los jóvenes en el mundo de hoy. Esta asignatura debe contribuir a la formación ciudadana de los estudiantes y a su formación como ciudadano responsable y comprometido con nuestro país y con nuestro proyecto social. Su propósito está en correspondencia con la expresión martiana el 19 de febrero de 1895 en carta a María Mantilla “que los hombres sean mejores de lo que son”.

Actividades de continuidad

Realizar un seminario integrador como resumen y evaluación final de la asignatura que abarque las temáticas estudiadas.

Contenidos esenciales a fijar por el alumno

El crecimiento constante de la conciencia de los jóvenes debe marchar parejo a la elevación de su nivel cultural y educación ciudadana. El perfeccionamiento y fortalecimiento de los valores patrióticos, la democracia socialista, la solidaridad humana y la educación en las normas morales que la sociedad exige, contribuyen al crecimiento del hombre como ser social.

Observaciones al profesor

Es esta como su nombre lo indica una clase de conclusiones de los temas abordados por la asignatura en este grado para lo cual en la emisión televisiva se ofrecen entrevistas a estudiantes, profesores, asesores del programa y especialistas del Mined sobre los temas estudiados que les permitirán a los estudiantes arribar a conclusiones para la realización de un seminario integrador como resumen y evaluación final de la asignatura que puede ser por ponencia teniendo en cuenta las temáticas estudiadas o de preguntas y respuestas individual o por equipos con iniciativas en las exposiciones para demostrar lo aprendido.

Regresar a Ayuda para su desempeño

Comentarios


Deja un comentario